Inicio | porqué danzar | cursos | horarios/aranceles | currículum | historia | galerķa | contacto
"El arte va de lo dionisíaco a lo apolíneo, de lo contemporáneo a lo clásico, de la moda al estilo"

Liliana Couto
Introducción
Clasificación de las danzas
Orgiásticas
Mágicas
Rituales
Folklóricas
Ballet clásico
Evolución y consagración
La fille mal gardee
La era romántica
El ballet en Rusia
Don Quijote
La Bayadera
La bella durmiente del bosque
Cascanueces
El lago de los cisnes
La danza en el siglo XX
   

Página Anterior... anterior | 1 2 3 4 5 | próxima Próxima Página...

El Romanticismo, que en Francia tiene su fecha de inicio con el estreno de “Hernani” de Víctor Hugo en 1830 y que desatará una batalla intelectual, tiene para el ballet su inicio con el estreno de una obra fundamental que traerá cambios en la temática, el vestuario, el decorado y con el paso del tiempo dará su aporte a la creación musical para la danza.

“La Sylphide”, estrenada el 12 de Marzo de 1832 en la Salle de la Rue Le Peletier, tiene un guión elaborado por el tenor Adolphe Nourrit, gran balletómano, con música de Jean-Marie Schneitzhoeffer y decorados de Pierre Cicéri, fue creada por Filippo Taglioni (Milán,1778-Lago di Como, 1871) para su hija Marie. Esta, nacida en Estocolmo en 1804, ha configurado el prototipo de la bailarina romántica hasta nuestros días. De técnica depurada, etérea y refinada, ella inaugura este período de tema metafísico, ondinas, sílfides y espíritus varios, tendrá en su haber el estreno del “tutu”, traje elaborado por Eugène Lami para este ballet y la consagración de las “zapatillas de punta”, elemento que ayudará a la sensación de liviandad que requiera el personaje. Fue tan grande su éxito que generó toda una moda y fue llamada por Théofile Gautier, por su particular temperamento “blanco”, la “bailarina cristiana”. En contrapartida, Fanny Elssler, otra gran figura del momento que se hizo famosa con el estreno de “Le Diable Boiteux”, ballet en el bailaba brillantemente una danza española llamada “La Cachucha”, sería apodada “la bailarina pagana”. Ambas recorrieron el mundo con su arte, aunque nunca se las pudo reunir para bailar juntas.

Salle de la Rue Le Peletier

Otra “Sylphide” nos dejará también Auguste Bournonville, antiguo partenaire de la Taglioni, quien no pudiendo contar con ella para el montaje en el Teatro Real de Dinamarca, de cuya compañía era Director, decide crear su propia obra respetando el argumento original, sobre una música de Hermann Lovenskjold , Lucile Grahn en el rol principal y él mismo en el rol masculino. Esta será la versión que perdurará hasta nuestros días en casi todas las compañías del mundo, hasta que el 1° de Enero de 1972 se reestrena la versión Taglioni exhumada por Pierre Lacotte para la Televisión Francesa. (versión del Teatro Colón).

Habiendo ambas estrellas partido hacia la conquista del mundo, la Opera de París encontrará en una joven italiana, Carlota Grisi (1819-1899) el relevo y la segunda gran obra del período. Casada con Jules Perrot, ella dará vida a “Giselle”, obra fundamental que reúne en sí dos temperamentos diferentes, un primer acto campestre y alegre que culmina en tragedia, y un segundo acto con la presencia de las Wilis, espíritus de las novias fallecidas antes de sus esponsales. El libreto es elaborado por Gautier junto a Jules Vernoy, Marqués de Saint-Georges, a partir de una leyenda que el primero encuentra en el libro “De Alemania” de Heinrich Heine. La música será confiada a Charles-Adolphe Adam, los decorados a Pierre Cicéri, quien se había destacado en “La Sylphide”, y la coreografía de conjunto pertenece a Jean Coralli, reservándose Jules Perrot las variaciones que correspondían a “Giselle”. La obra fue estrenada el 22 de Junio de 1841 en la Opera de París, día en que la Grisi cumplía sus 22 años, y ha tenido éxito permanente siendo una pieza de gran prueba para la bailarina por los múltiples temperamentos a cubrir.

Cuatro estrellas de la época, Marie Taglioni, Carlota Grisi, Fanny Cerrito y Lucile Grahn, se reunirán en Londres en 1845 gracias a las gestiones de un empresario, para crear el “Pas de Quatre” con música de Cesare Pugni y coreografía de Jules Perrot, obra que muestra verdaderamente a las claras la danza de esa época.

Retiradas Taglioni, Elssler y Grisi, comienza la declinación del estilo. Las bailarinas italianas serán las estrellas del momento y harán su aparición notables coreógrafos como Joseph Mazilier, Lucien Petipa y Arthur de Saint-Léon. Este último tendrá por tarea la creación del último gran ballet de la época, “Coppélia” ou “La fille aux yeux d’émail”, obra basada en un cuento de E.T.A. Hoffman y cuyo libreto será reelaborado por el mismo Saint-Léon y Charles Nuitter, con música de Léo Delibes, quien compondrá así el primer “ballet sinfónico” de la historia. La obra nos introduce en el mundo de los autómatas, seres de madera y metal, última imagen del siglo. Con una temática más popular, motivos folklóricos y final feliz, aunque conservando el consabido triángulo amoroso típico del estilo, es una obra maestra de la danza teatral. Estrenada el 25 de Mayo de 1870, tiene en su haber un sinnúmero de sucesos trágicos que van unidos a ella. Será la última obra que presenciará el Emperador Luis Felipe antes de la caída del Imperio; su protagonista principal, la joven italiana Giuseppina Bozzachi, morirá a los 17 años, víctima de las penurias causadas por el sitio de la guerra franco-prusiana, y el mismo Saint-Léon, morirá ese año de un ataque cardíaco. Pero su obra sobrevive y se mantiene en el repertorio de las grandes compañías.


El desarrollo del Ballet en Rusia está ligado fundamentalmente al gran proceso de europeización que se produce durante el Siglo XVIII. Así llegan a San Petersburgo y Moscú los principales maestros y coreógrafos del continente, ya sea en giras o estableciéndose. De esta manera la escuela francesa se asienta en Rusia y logra su más importante momento coreográfico en las realizaciones del Teatro Maryinsky de San Petersburgo. A esto contribuyen nombres de la talla de Charles Didelot, Jules Perrot, Arthur Saint-Léon, pero sobretodo la figura de Marius Petipa. (París 11-5-1827-Crimea 14-7-1910) quien trabajará entre 1847 hasta 1904 y desde 1862 como coreógrafo. Asímismo produce sus más brillantes obras en conjunción con músicos de la talla de Tchaikovsky y Glazunov.

La producción de Petipa abarca los siguientes ballets:


  • Se estrena en el Bolshoi el 14 de Diciembre de 1869 y se reestrena en San Petersburgo el 9 de Noviembre de 1871 en versión revisada por Petipa. Este ballet causó malestar por considerarse en ese momento que el tema era extranjero a ellos.

  • El 4 de Febrero de 1877 se estrena este ballet sobre un libreto de trazo oriental, tan caro al espíritu ruso y para una estrella rusa, Ekaterina Vazem, antes del advenimiento de las virtuosas italianas. Con música de Ludwig Minkus, un músico de origen húngaro (1826-1907) y se desempeñaba como violinista hasta que Saint-Léon lo conecta con el mundo del ballet. A partir de Don Quijote duró su asociación en 13 ballets para ese teatro. Occidente conoció “La Bayadera” en su versión rusa en 1961, en ocasión de una visita del Ballet Kirov a París.


  • El 15 de Enero de 1890 se estrena en la Teatro Maryinsky de San Petersburgo este ballet sobre un cuento de Charles Perrault con libreto ordenado por Tchaikovsky y Vsevolowsky (administrador de los Teatros Imperiales). La coreografía fue encomendada a M.Petipa y el estreno estuvo en la figura de la italiana Carlota Brianza quien también lo presentó por primera vez en el Teatro Alla Scala de Milán en 1896.


  • Se estrena el 18 de Diciembre de 1892 en el Teatro Maryinsky de San Petersburgo. En realidad es una idea de Petipa sobre un cuento fantástico de E.T.A.Hoffmann, escrito en 1816, conocido por Petipa en una versión más ligera de Alejandro Dumas (h). Planteado como un cuento de Navidad para grandes y chicos era del gusto de la Corte. La música de Tchaikovsky y la idea original de Petipa fueron puestas luego en manos de Lev Ivanov (2do maestro de baile del Teatro) quien completó la tarea coreográfica que Petipa había comenzado y dejado inconclusa por una enfermedad.


  • Fue estrenado primero en Moscú en 1877 de la mano de una infausta coreografía de Julius Reisinger. Deberán pasar casi dos décadas para que esta obra adquiera toda su dimensión de la mano de Petipa. Trabajando junto con Tchaikovsky en la revisión del libreto, el músico no pudo ver su obra triunfante ya que murió el 6 de noviembre de 1893 y el libreto recibió la aprobación de Modesto Tchaikovsky.- La obra es un trabajo en conjunto de Petipa y Lev Ivanov, quien se ocupó de la creación de los actos blancos. Se estrena finalmente el 27 de Enero de 1895 con gran éxito.


  Arriba...  
Página Anterior... anterior | 1 2 3 4 5 | próxima Próxima Página...
 
Inicial | por qué danzar ? | cursos | horarios/aranceles | currículum | historia | contacto
www.lilianacouto.com.ar / info@lilianacouto.com.ar
Tel. (011) 6379-1478 / Buenos Aires - Argentina
pixelART diseño web